¿Cómo hacer un “huachicolero” y no morir intoxicado en el intento (Receta práctica y fácil)?

Por: Hermes Adán Aguilar

En un recipiente pequeño deposite un par de huevos. De ser posible póngale un par más. Agregue  un montón de carencias sociales. Lacere sus sentimientos constantemente. Dígale inútil, basura, mocoso bueno para nada y todos los adjetivos de desamor que considere pertinentes (Sea redundante e insistente). Póngale un desprecio por la vida de los otros al gusto. Chispas de machismo, misoginia y clasismo. Debe enseñarle que la única forma válida de vivir es pasando por sobre todos aquellos que no sean como él. Deje reposar un par de lustro.

Cuando sea adolescente instaure la tortura de cuatro paredes. No lo deje respirar, ni lo deje disfrutar de nada si no es a escondidas. Haga lo posible por tener un clima de violencia para que se familiarice.

huachicoleros_4
Recuperado:

El muchacho hará lo posible por salir de ahí a como dé lugar. No deje que sobresalga por amor a lo que hace, tampoco por trabajo, ni educación. La sociedad le ayudará con éste paso. Años de experiencia le respaldan.

Ya que esté a punto de cocción agréguele narcocorridos, películas de acción, dos gramos de coca, un churro de mota o si el recurso no es mucho puede ponerle “pvc” ( guayaba o limón, pa´que no haga gestos).

Ya está listo. Mándelo a la calle. Encontrará una pandilla, un cártel, con suficiente talento un grupo policíaco. Ahí conseguirá todo el respeto que necesita. Se vengará de usted, de mí, de su vecino y todos lo que le pasaron encima.

Úntese de Chantilly y salga en los periódicos diciendo que no entiende cómo puede existir gente tan mala en este mundo con gente tan dulce como usted.