Tiempo de poesía: Viento,

cam00389

©Politeia Espacio Abierto

VIENTO

Por: José Piñón Orozco

Eres humilde, tierno;

tus caricias estremecen la vida.

Suavemente haces danzar las hojas

Que se acurrucan entre tu regazo;

las flores cierran sus ojos

y estrujan su cuerpo

cuando sienten tus pálidas manos

explorar su orgullo.

Con beneplácito te reciben.

Tu presencia adormece el día.

 

Cuando llegas del sur,

La brisa a mar que te acompaña

Refresca con ternura cada rincón del alma,

Y sin saber por qué, ¡se exalta tu furor!

Te transformas, cambias de dirección;

pareciera que alguien  te hiriera de muerte,

te convulsionas,

azotas todo en tu  recorrer.

Nada  escapa a tu nervios,

desgajas  árboles;

te vuelves temeroso.

Tu vaivén te quita el aliento,

Haces pausa para aspirar

y  llenarte de energía;

entonces arremetes alegre cual niño inquieto

que grosero impone su fibra;

con gélida expiración

cambias el clima y golpeas mi alegría.

Eres demasiado cruel,

Debes gozar con tus travesuras

De arrastrar todo a tu paso,

Sin embargo, cuando te ausentas…

Te extraño.

Datos: José Piñón Orozco.  Nació en Estación Sarabia,  San Juan Guidxicovi, Juchitán Oaxaca, México, el 24 de agosto de 1946. Maestro de profesión. Canta autor. Romántico de corazón