SIERRA NORTE DE PUEBLA: DESGRACIA Y MARGINACIÓN MUNICIPAL 

Dr. Alejandro  Chávez Palma 

Los estados de Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla concentran la  mayor cantidad de municipios con los mayores rezagos en donde se insertan municipios que también formaron parte del conjunto del 1.0 % más marginado del país. Lo anterior se deriva de los resultados del Índice de Marginación Municipal 2015 realizado por el Consejo Nacional de Población (Conapo) a partir de la encuesta Intercensal 2015.

En Puebla el impacto global de las carencias que padece la población, se agudiza  en lugares intrincados como la sierras Norte y Negra de Puebla, como falta de acceso a la educación, la residencia en viviendas inadecuadas como las que habitaban en Huahuchinango; con grado medio de marginación a pesar de ser llamado por el gobierno “Pueblo Mágico” padeció lo que tradicionalmente se presenta cada año: las desgracias ocurridas por los efectos ciclónicos de la temporada.

Se previene en base a los efectos catastróficos del fenómeno climático, sin embargo la imprevisión gubernamental en el estado nunca se planea en términos de asentamientos humanos, ya no digamos, en cuanto a mejorar las condiciones de vida o de bienestar de la población, mucho menos en la percepción de ingresos monetarios que a todas luces son insuficientes y las mejoras inmediatas relacionadas con la residencia en localidades medias o pequeñas en donde se generan las consecuencias más graves resultado precisamente de la imprevisión o del claro desinterés de las autoridades.

Las temporadas de ciclones muestran en toda la República que, suelen  comenzar desde la primera quincena del mes de mayo en el lado del océano Pacífico mientras que, por el lado del Atlántico empiezan en junio  y acaban hasta  iniciando noviembre, el mes más intenso, es septiembre por lo que las autoridades deberían estar alerta y planear la atención a la temporada en los sistemas de protección civil que, como vemos los rebasan.

gal_9865_Puebla-33-muertos-tormenta-tropical-Earl-Rafael-Moreno-Valle-5
Recuperado:

En Puebla el 62 por 100 de cada 100 municipios se sitúa en  ALTA Y MUY ALTA MARGINACIÓN  en este año;  registrando un aumento de 35 municipios en esta condición respecto al  último lustro del actual sexenio que fenece con una desatención social a las viviendas de estos segmentos de población en condiciones precarias de su hábitat natural y a las condiciones deplorables de sus hogares que se exponen y se visibilizan cuando ocurren éste tipo de tragedias.

En éste marco de condiciones socioeconómicas carenciales y multifactoriales, del total de municipios en riesgo, cuatro ubicados en la sierra  norte aparecen en vulnerabilidad  a nivel cuatro A rojo, es decir, el mas alto. Alrededor de 22 ayuntamientos, entre ellos la capital y municipios de la sierra norte y sierra negra se colocaron en riesgo, tres en alerta naranja, 54 en alerta  dos, la mayoría ubicados en sierra norte y sierra negra; y en alerta amarilla a uno, se ubican demarcaciones ubicadas en los alrededores de la capital poblana, en los límites con Tlaxcala y en parte de la sierra mixteca.

De acuerdo con los indicadores Municipales de peligro. Exposición y vulnerabilidad del Atlas nacional de riesgos del CONAPRED (Centro Nacional de Prevención de Desastres); la mayoría de los municipios en riesgo por las intensas precipitaciones se ubican en la Sierra norte, sin embargo, también aparecen en puntos rojos demarcaciones de la Sierra Negra, el centro del estado y la capital y municipios conurbados

chvz

En Puebla esos habitantes de 135 municipios, es decir, 62.2 por ciento de los 217 del estado, son susceptibles a riesgos meteorológicos debido a que, pueden presentarse lluvias intensas, deslaves, inundaciones y deslizamientos de terrenos como sucedió en Tlaola y Jaltepec y Xicotepec de Juárez por ejemplo. En realidad el estado de emergencia debería declararse en  este 62 por ciento ya que sus condiciones marginación por lo deplorable de sus viviendas y condiciones socioeconómicas requieren una permanente atención que no les ha brindado la políticas de desatención social del asistencialismo oficial –ya sea federal o estatal.

Esta situación que cobra vidas humanas cada año en la entidad es producto de la pobreza y marginación del estado de Puebla que ocupa el nada honroso 5° lugar en marginación y 3° en Pobreza, 4° en carencia alimentaria y que, lleva a vivir y habitar obligados por la exclusión social a las personas en donde encuentren algún asentamiento inmediato para asentar sus viviendas casi siempre en las laderas de los cerros; lo que implica la tala inmoderada que reblandece paulatinamente los montes y provoca desgajamiento de los terrenos normalmente irregulares. Atender esta problemática también es de alerta puesto que la gente que vive en condiciones ya degradantes para el ser humano tiende a perder su patrimonio que poco o mucho significan todo para ellas, es importante una cultura de prevención y hacer que nuestros gobiernos se comprometan a prevenir.